Marcha por Justicia Rural en Colombia

Por Larisa Zehr, CCM Colombia

Si la violencia fuera la solución de todos nuestros problemas, dicen los líderes de un movimiento campesino en los Montes de María, Colombia, los problemas se habrían solucionado hace trienta años. Una coalición de líderes de casa 30 comunidades han decidido unirse en una esfuerza no-violenta colectiva para tratar de reconstruir su región.

Los Montes de María son famosos tanto por la fertilidad del suelo como por la ferocidad de la violencia en los últimos 15 años.  Bandas criminales, los grupos guerrilleros las FARC y ELN, y grupos paramilitares pelearon por la región, atrapando a las comunidades rurales en el medio del conflicto.

Para exigir sus derechos como víctimas, las personas tienen que denunciar públicamente los grupos culpables y eso se hace objetivos militares de estos mismos grupos armados que siguen operando activamente. Además de eso, los lideres trabajan en medio de un contexto donde las comunidades están divididas y sin confianza por promesas falsas de seguridad tanto del gobierno como los grupos ilegales. La caminata ya ha ayudado que las comunidades rompan algunas de las estigmas sobre la región.

Los campesinos de la región están acostumbrados a cultivar sus colinas inclinadas, pero se han sustentado a sí mismo durante 30 años con la cosecha de aguacate. Las comunidades no solamente han sido devastado por la explotación masivo, quemados, asesinados y desplazamiento en los 90s y temprano en 2000, pero después de retornarse a recuperarse a sus fincas, a su cultivo principal le ha caído una plaga. Casa todos los cultivas masivos en las fincas de aguacate se han muerto en estos últimos años. .

Enfrentando a estos obstáculos, ellos se han dado cuento que una caminata unida con dignidad es la mejor manera de sobresaltar la generosidad de espíritu tanto como el carácter trabajador de la gente de los montes y pedir una respuesta integral gubernamental tanto como víctimas del conflicto armado y la enfermedad de los cultivos.

Las comunidades dicen que la política del gobierno sobre reparaciones no es suficiente para cubrir sus necesidades. La Ley de Víctimas #1448 de 2011 establece un plan de 10 años para las reparaciones, empezando en comunidades específicas como Macayepo, donde la violencia es más conocida. Los líderes dicen que sus necesidades son más grandes que solamente reparaciones colectivas dirigidas. Se buscan una estrategia de reparaciones integrales y transformadoras por la región en total, no solamente comunidades dirigidas.

En octubre de 2012, algunos líderes de las comunidades empezaron a hablar sobre una idea común: una acción colectiva no-violenta. Hecho por evangélicos, adventistas del séptimo día, pentecostales, católicos y miembros de las comunidades seculares, son un grupo bastante diverso en términos de  la religión, etnia, y experiencia de vida. Ellos empezaron a planear una caminata desde su centro municipal, El Carmen de Bolívar, hasta la capital departamental, Cartagena. El 6 de abril, 2013, más que mil campesinos se reunirán para caminar 5 días a llegar para tener un diálogo con miembros del gobierno local, departamental y nacional, junto con miembros de diferentes organizaciones no-gubernamentales

Ellos invitan a la comunidad nacional e internacional a participar, publicar, y apoyar a las comunidades de los Montes de María en su esfuerza no-violenta y colectiva para reclamar sus derechos y su dignidad.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s