Entrevista: Objeción de Conciencia en Colombia

Image

Entrevista con María Eugenia León, una profesional de Programa Noviolencia y Objeción de Conciencia de la Asociación Justapaz. Es Politóloga egresada de la Pontificia Universidad  Javeriana y especialista en Cooperación Internacional y Gestión de Proyectos para el Desarrollo de la Universidad Externado de Colombia

Anna Vogt: ¿Cuál es la motivación de Justapaz para trabajar el tema de Objeción de Conciencia desde una perspectiva cristiana?

María Eugenia: Justapaz es un ministerio de la iglesia Menonita y fue fundada precisamente con el trabajo de objeción de conciencia. Para los Menonitas, adentro de nuestros principios y fundamentos de acción,está la noviolencia. Nuestra referente de seguimiento es Jesús, un Jesús noviolento que nunca optó por la violencia como una solución a los conflictos y mucho menos nunca optó al porte de armas. Nosotros seguimos eso como organización y es nuestra motivación para hacer el trabajo de objeción de conciencia, como una prácticanoviolenta que refleja los valores de Jesús. También, nuestra motivación principal dela historia como Menonita y anabaptista es precisamente eso: resistir a participar en los ejércitos o en cual quiere grupo que use las armas o la violencia.

AV: ¿Qué tipo de resultados han podido ver que provienen del trabajo sobre la objeción de conciencia?

ME: Uno de los resultados o logros más grandes es haber sensibilizado el tema en las diferentes regiones del país pero además motivar el trabajo y la acción de las iglesias en este tema; para que ellastomen acciones para que el ejercicio del derecho del objeción de conciencia sea una realidad en Colombia. El papel de las iglesias menonitas sigue siendo activo en el acompañamiento de los casos, no solamente con los acciones jurídicos que se llevan desde Justapaz o las otras organizaciones acompañantes, sino también desde el respaldo que ha dado la iglesia en la buscada de este derecho vía vigilias con las comunidades y el hecho de relatar los casos en los diferentes espacios donde se puede solicitar apoyo en oración.

Lo segundo y casi lo más importante es menos jóvenes para la guerra y en el últimotiempo, generar el interese de aliados para el trabajo en el tema, no necesariamente de las iglesias, pero desdegente que debería ser garantías de derechos: como el proceso distrital de objeción de conciencia, como la defensoría del pueblo, colectivos para la objeción de conciencia aquí in Bogotá, etc. Estas articulaciones en el acompañamiento han sido los resultados más importantes con el fin de poner el tema en la agenda pública.

AV: ¿Cuáles son los mayores desafíos respecto al derecho de Objeción de Conciencia en Colombia?

ME: Uno de los principales desafíos es reducir la militarización de la sociedad. En Colombia todavíael imaginero héroe es aquel que tiene las armas. Este status da poder que la guerra es una institución donde los jóvenes van a ser mejor. Cambiar este imaginario es el principal desafío para generar la conciencia que hay otras formas de construir paz y otras formas de construir país. Cuando hemos estado en guerra más de 40 años y ya se asumen que eso es la única manera, la principal desafío continua en el intento de reducir la militarización de las mentes y de la sociedad.

También un reto es lograr el compromiso efectivo de todas las instituciones garantes de derechos y lograr divulgar con eficiencia el derecho a la objeción de conciencia pero además concientizar a las instituciones de la responsabilidad que tienen para proteger este derecho. Hablo desde las instituciones como los jueces que definen las acciones de tutela, etc., las instituciones que en realidad deban estar haciendo este trabajo.

AV: ¿Cómo ven el futuro de este campo de trabajo? ¿Hay un desarrollo positivo o negativo?
ME: El futuro es másprometedor ahora, especialmente por el tema de las negaciones ente el gobierno y las FARC. Desde la coyuntura diferentes personas estén buscando lasiniciativas o maneras de construir la paz que no usan las armas. Entonces, surge la posibilidad de preguntar sobre la necesidad del ejército en un escenario posconflicto. Congresistas y diferentes funcionarios públicos quieren saber más sobreel tema para estar preparados. Creo que eso nos da un escenario favorable para trabajar el tema que no existía hace cuatro años cuando se hablaba solamente sobre la necesidad de combatir la guerrilla desde la vía armada y de pensar en elfortalecimiento de los ejércitos.

Entrevista realizada por Anna Vogt del Comité Central Menonita y coordinadora del programa Iglesias Hermanas de la Asociación Justapaz.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s